Asumió como concejal y donará todo su sueldo

Clara Isasmendi de Yacante asumió el jueves pasado como concejal en el Cuerpo Deliberativo de la ciudad de Belén, pero que trabajará ad-honorem, donando toda su dieta.
Unos cuantos días antes de asumir, Clara ya venía afirmando: “Yo no tengo ambiciones personales, voy a trabajar por el bien de Belén, por la juventud, por los ancianos, y por todos, como siempre lo hice.”
“Voy a trabajar ad-honorem, y si se puede, donaré mi sueldo a las instituciones que le hacen falta como el Hospital, Hogar de Ancianos, a la gente pobre que no puede viajar. Ahí me gustaría que fuera mi sueldo.” “No crean que tengo plata para tirar manteca al techo”, aclaró.
“Mi intención es que en mis últimos años, pueda ser útil a la sociedad, y ver a mi Belén crecer en todo sentido, me sentiría orgullosa. Yo ya hice mi carrera, ya estoy conforme con lo que tengo, ahora tengo que luchar por el bienestar de los demás. Y yo soy así, lo que digo lo cumplo, así me cueste”, reafirmó.
También señaló que junto a ella se encuentran personas que colaborarán en forma gratuita en pos del desarrollo de la sociedad.
Clara asumió la banca en reemplazo de Juan José Cervantes, quien a finales del mes de noviembre de 2017 se jubiló y su lugar quedó vacante hasta hoy.
Isasmendi había sido electa Concejal suplente en el año 2015 por la lista del Partido Justicialista-FPV. Actualmente milita en la línea Militancia Peronista que lidera el dirigente Martín Lagoria.
Clara fue docente, llegó a integrar el Tribunal de Disciplina, y se desempeñó como dirigente gremial de la Unión Docentes de Belén, donde fue secretaria general.

CATEGORIAS
Compartir esto