Joven acusado de “grooming” declaró y negó los hechos

Joven acusado de “grooming” declaró y negó los hechos

Juan Ángel Sánchez, el joven de 20 años imputado por el delito de “grooming”, declaró ante el fiscal de Instrucción de Novena Nominación, Jonathan Felsztyna. De acuerdo con información a la que accedió El Ancasti, el presunto “groomer” –tal como se denomina a quien comete el delito de “grooming”- declaró en el marco de la investigación. Asistido por el abogado del foro local Luis Tula, se defendió de la acusación y negó los hechos.
Tras la indagatoria, el joven permaneció detenido. Ahora, el representante del Ministerio Público Fiscal debe continuar con la investigación correspondiente. Entre las primeras medidas, se peritarán teléfonos celulares; se debe tener en cuenta que este tipo de delito afecta la integridad sexual de las víctimas a través de medios tecnológicos. A la vez, se espera la planilla de antecedentes de Sánchez.
El joven fue arrestado el viernes por la mañana y el sábado pasó a calidad de detenido. Ayer fue indagado. El hecho salió a la luz ese viernes tras ser arrestado en un operativo desplegado en la Plaza 25 de Mayo por personal de la División Investigaciones.
La madre de una adolescente, de 15 años, realizó la denuncia contra el presunto “groomer” en la Unidad Judicial Nº 9. El caso fue informado al fiscal en turno Jonathan Felsztyna, quien ordenó llevar a cabo los procedimientos para su arresto.
En la denuncia se señaló que Sánchez había contactado a la jovencita cuando ella tenía 13 años.
Habría logrado su confianza y aprovechando la inmadurez sexual de la adolescente le pidió que le enviara fotos de sus partes íntimas. Con el correr de los meses comenzó a solicitarle encontrarse para intimar. La adolescente se rehusó y decidió extorsionarla. Si no accedía a su pedido, viralizaría sus fotos. La chica le contó a su madre y se radicó la denuncia.
Finalmente, fue convocada una cita falsa y allí lograron aprehenderlo en un procedimiento en el que el sindicado se resistió, agrediendo a uno de los policías.
El delito
Facebook, Instagram o Whatsapp son algunas de las redes sociales más populares. Se empieza con un saludo; se establece contacto. Sin darse cuenta, se da información precisa que luego es utilizada para manipular. Después vienen los pedidos, imágenes y encuentros con un aberrante propósito, un abuso sexual. Chicos y chicas suelen ser las víctimas del delito de grooming y al victimario se lo denomina “groomer”. El delito se incorporó al Código Penal Argentino en 2013 y a su alrededor existen varias dudas, dado que si bien es un delito frecuente poco se conoce al respecto.
Contar para que no suceda
La adolescente de 15 años que se animó a denunciar al “groomer”, a través de una de las redes sociales decidió contar su experiencia. “Durante un año me había quedado callada lo que me estaba pasando y no me di cuenta de la consecuencia que había al haberle pasado fotos. Él me dijo que me quería, que me amaba”, contó.
A diario, él le insistía para que le pase más y más foto o “que nos juntemos para tener relaciones sexuales conmigo, hasta que en unas semanas empezó a ser más violento y a insistir más”. La semana pasada la amenazó y si ella no se reunía con él, él iba a subir todas sus fotos y videos. “Me dijo que sí o sí lo subiría si ese día no nos juntábamos a la mañana. Ese día tenía pensado juntarme con él sin decirle a nadie. Él subió todas las fotos mías y video a un grupo, como amenazándome, diciendo que esta era la primera parte y después era subir todo en Facebook. Me puse a pensar el gran error que iba a cometer”, reflexionó.
“Gracias a Dios lo pudieron agarrar rápido. Chicas como yo están pasando por todo esto y son acosadas, amenazadas. No se queden calladas y hablen”, expresó.

CATEGORIAS
Compartir esto