La organización del Poncho, eje de la discusión de los Diputados

La organización del Poncho, eje de la discusión de los Diputados

Momentos de tensión se vivieron en la Cámara de Diputados cuando el bloque del FJV logró impedir el tratamiento del proyecto del diputado Carlos Molina (FCS-Cambiemos), que intentaba modificar la ley de creación de la comisión organizadora de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho y que tenía moción de preferencia. Hubo gritos, golpes sobre la mesa y una cuestión de privilegio que tampoco prosperó. En el medio, un proyecto muy similar fue presentado por el oficialista Isauro Molina, pero apenas tomó estado parlamentario. En el FCS cuestionaron que el Gobierno “pierde la posibilidad de transparentar la organización del evento”.
El proyecto que impulsa la oposición tenía pedido de tratamiento preferencial para ayer, cuando coincidió con el ingreso del proyecto del oficialismo, que es bastante similar. Atento a que las dos propuestas eran modificatorias de la ley nº4910, el diputado Augusto Barros (FJV) mocionó que ambas sean giradas a la Comisión de Cultura y Educación. Esto despertó el enojo del autor del proyecto que tenía moción de preferencia, Carlos Molina, quien cargó contra Barros y elevó la voz mientras golpeaba su atril: “Si no quieren hablar sobre el Poncho no lo hagan, pero no pueden evitar el debate. Lo que pasa es que quieren esconder la cabeza debajo de la tierra. Queda una cantidad increíble de artistas afuera del Poncho y no quieren rendir cuentas como se debe”, disparó Molina.
Tras el episodio, Molina se retiró del recinto y regresó luego para pedir una cuestión de privilegio contra Barros, que fue rechazada por el cuerpo. “Queríamos escuchar todas las voces, no solo las de Facebook. No quiero que la Cámara esconda nada bajo el poncho, quiero transparencia. Tiene que terminar de ser un elemento político de quien gobierna; no debatir esto es un daño a la Gobernadora”, dijo.
En ese sentido, enumeró una serie de datos de la rendición de cuentas del Poncho 2017 que consideró irregulares. “Hay gastos de más de $500.000 que no tienen factura, hay contrataciones directas de más de $1,2 millones. Hay más de $2 millones de pago a empresas de La Rioja, teniendo contrate catamarqueño. Hay alquileres de generadores por el valor de uno nuevo. No digo que el Gobierno haga mal las cosas, pero hay temas que no están bien. Y no lo dice Molina, lo dice la gente que se queja”, añadió.
La diputada Marita Colombo respaldó al legislador opositor, al señalar que evitando el debate “el Gobierno de la Provincia pierde una oportunidad valiosa para transparentar la organización del Poncho”, señaló.
Por su parte, la diputada Cecilia Guerrero, presidenta del bloque del FJV, sostuvo que Molina “le falta el respeto a la comunidad cuando busca sus cinco minutos de fama queriendo tratar este proyecto, que no resuelve ninguno de los problemas que él mismo plantea”.

CATEGORIAS
Compartir esto