LANGOSTAS CON SUERTE

LANGOSTAS CON SUERTE

Cuando por fin los productores y las autoridades del SENASA tenían referencia del lugar en donde se encontraba la manga de langostas para que la avioneta pueda realizar su trabajo de fumigación, el viento fue aliado de los insectos y la aeronave sobrevoló la zona sin poder hacer los disparos. La manga estaba localizada en las cercanías de Carranza, a pocos kilómetros de Chumbicha. Con esos datos se le pidió al piloto que realizara las aplicaciones con el veneno que finalmente no pudo descargar. El peligro de realizarlo con las fuertes ráfagas de viento es que el producto podría alcanzar lugares poblados con el riesgo hacia su salud que podría acarrear.

CATEGORIAS
Compartir esto