Realizan algunos arreglos en la casa natal de Esquiú

Realizan algunos arreglos en la casa natal de Esquiú

Bajo el lema “Obra de fe, obra de todos”, la parroquia de San José, en Piedra Blanca, viene realizando algunos arreglos en la casa donde nació Fray Mamerto Esquiú, actualmente protegida por un templete.

La primera etapa de la intervención consistió básicamente en el revoque, dañado por el paso del tiempo, respetando la estructura original.
En estos días, se iniciaron los trabajos de pintura, con el afán de preservar y embellecer este lugar de devoción.
El párroco, Pbro. Juan Olmos, comentó que las tareas fueron encaradas con los fondos obtenidos del Festival de la Graciana, organizado por la comunidad parroquial.
El sacerdote dijo que “con el empuje de los fieles, fuimos logrando que la casa natal no sólo sea un reservorio cultural, sino un lugar litúrgico y de culto”.
Asimismo, apuntó que otro paso será el lustrado y la pintura de los bancos del templo parroquial de San José, Piedra Blanca, y el revestimiento del reclinatorio.
Ésta es una linda oportunidad, para sumar esfuerzos y apoyar esta labor que, como dice el Padre Olmos, es una “obra de fe, obra de todos”; y un regalo al amado fraile catamarqueño.

CATEGORIAS
Compartir esto