Testigo amenazado por familiares de un imputado en pleno juicio

Testigo amenazado por familiares de un imputado en pleno juicio

Los jóvenes acusados de homicidio seguirán siendo juzgados. Testigo amenazado por familiares de un imputado en pleno juicio Los jóvenes acusados de homicidio seguirán siendo juzgados.
Un testigo se quebró y cuando reconocía que había mentido por pedido de familiares de uno de los imputados, fue amenazado por estos, que se encontraban presentes en la sala.
El escandaloso momento concluyó con las familiares de José Dardo Pachado retirados de la sala de audiencias por la Policía.
Fuentes judiciales indicaron que todo ocurrió en momentos en que prestaba su declaración un joven de apellido Barrera, quien durante la instrucción de la causa había asegurado observar cómo Juan Carlos Pucheta (el otro imputado) le entregaba dinero y un celular a Pachado, solicitándole que esconda estos objetos.
En un primer momento, el joven manifestó no recordar la escena, pero ante la insistencia del fiscal Gustavo Bergesio y de los abogados defensores, terminó quebrándose para confesar que la familia de Pachado lo amenazó para que emita esos dichos, los que serían de gran relevancia, ya que se trataba de las pertenencias del verdulero fallecido.
La declaración del joven causó un rapto de ira en las hermanas de Pachado -presentes en la sala como público-, quienes comenzaron a proferir todo tipo de insultos y amenazas al testigo, tras lo que debieron ser retiradas a la fuerza por la consigna policial de tribunales.
Nueve testigos
En la jornada de ayer desfilaron un total de nueve testigos, que brindaron sus versiones sobre los hechos que se ventilan en el juicio por homicidio.
En un momento, hizo su declaración la madre de Pachado, quien aseguró que en la noche del crimen su hijo durmió toda la noche y madrugada en su cama, lo que ella pudo corroborar, ya que, según aseguró vehementemente, se asomó en ese periodo de tiempo en varias ocasiones para mirarlo dormir.
Los dichos de la mujer, sin embargo, presentaron graves discrepancias con lo relatado por una empleada de un local bailable de Chumbicha, quien expresó que la noche de los hechos vio al joven en el boliche y le llamó la atención que se mostraba mucho más generoso de lo habitual, abonando tragos para sus amigos y exhibiendo varios billetes de 100 pesos.
Al ser un cliente asiduo, aseguró la joven, conocía sus hábitos de consumo y le llamó la atención esa repentina generosidad.
También brindó su testimonio la hermana del fallecido, quien se quejó por el tratamiento de los medios hacia el caso de su hermano, expresando que son discriminados por ser de nacionalidad boliviana.
Cabe recordar que el 19 de septiembre de 2015 el verdulero fue ultimado a golpes en su vivienda de Chumbicha, presuntamente cuando descansaba y de su hogar desapareció dinero y un teléfono celular, que luego fueron encontrados por la policía en la casa de uno de los imputados, metidos en un aire acondicionado.
El debate tendrá su continuidad hoy desde las 8.30, cuando se escuchará a más testigos, entre ellos, uno de los policías que participó en la investigación.

CATEGORIAS
Compartir esto