Jujuy: Conmoción por la muerte de Alexis Mamani

Jujuy: Conmoción por la muerte de Alexis Mamani

Algo no estaba bien en la declaración de Ana Cecilia Gómez, madre de Alexis Antonio Gómez Mamaní, un niño de apenas tres años que había sido denunciado como desaparecido y su cuerpo fue hallado casi hundido en medio del río Zapla, a unos tres kilómetros del puente que atraviesa la ruta provincial N§ 21.

“Algo no estaba bien”, se animó a decir un efectivo de la Brigada de Investigaciones de Palpalá, luego de tomarle una ampliación de denuncia para establecer el paradero de un bebé, que “se había soltado de la mano de su madre y como por arte de magia había desaparecido”.

Palpalá amanecía y los efectivos recién volvían de realizar extensos rastrillajes por la zona del barrio 9 de Julio, sector donde vive la abuela paterna de Alexis, y por donde Ana Gómez había jurado que se había perdido tras “un descuido”.

Los familiares de Ana Gómez se habían movilizado para iniciar una marcha, para reclamar por su aparición, que iba a dar comienzo ayer alrededor de las 18. Mientras la abuela de Alexis había salido a hablar con la prensa local manifestando que “no sería la primera vez que su nieto desaparecía”.

Ana Gómez pasó su primera noche en sede de la Brigada de Investigaciones, no quiso hablar con sus hermanas ni con sus padres. Estaba callada y parecía preocupada por la “desaparición” de su segundo hijo.

La mujer de 26 años, que en su perfil de Facebook había escrito: “Mis hijos son mi vida, mi mundo, mi todo”, y también que amaba a sus dos hijos, se quebró ante una nueva ampliación de denuncia.

Rompió en llanto y dijo ante los efectivos que “ella había matado a su propio hijo y lo había arrojado al río”. Trataron de tranquilizarla y al cabo de un momento dio las coordenadas casi exactas donde estaría el cuerpo de la criatura de tres años.

De inmediato los efectivos de la Brigada de Investigaciones, el ayudante fiscal en Palpalá Andrés Ugarte y el fiscal especializado en delitos complejos Diego Cussel llegaron al lugar e iniciaron una tarea de rastrillaje, en colaboración con las divisiones de Caballería, Canes y el Cuerpo de Bomberos, tanto de Palpalá como de nuestra ciudad.

De pronto familiares de Ana Gómez llegaron al lugar, “nos enteramos a través de El Tribuno que acá están buscando a mi sobrinito”, dijo una mujer con lágrimas en los ojos, obnubilada por la situación, “la tienen detenida a mi hermana y no buscan a mi sobrinito”, había dicho.

Alrededor las 18.30, algo no estaba bien, los móviles policiales se perdían a toda velocidad por un camino de ripio que sale de la ruta 21 y que da al barrio 23 de Agosto.

Un efectivo divisó el cuerpo de una criatura en medio del turbio río Zapla, estaba casi hundido, sostenido por una roca. Había sido arrastrado unos 3 kilómetros desde donde su madre indicó que lo había arrojado.

Esto fue confirmado a nuestro medio por el fiscal Diego Cussel, quien optó por no dialogar, hasta que se cumplan con los procesos judiciales, y la principal sospechosa de este crimen conozca causa de imputación y designe abogado defensor.

CATEGORIAS
Compartir esto