Salta: Nació una beba cuyo embrión fue estudiado genéticamente

Salta: Nació una beba cuyo embrión fue estudiado genéticamente

Un par de semanas atrás nació en Salta una beba cuyo embrión había sido estudiado genéticamente antes de ser implantado en el vientre materno. Se trata del primer caso en el noroeste argentino, aunque ya son varias las mujeres embarazadas a las que se les ha hecho el mismo procedimiento. El trabajo se realizó en una clínica con una tecnología que implicaba mayores probabilidades de éxito para una pareja que buscaba un hijo desde hacía mucho tiempo.

Según explicó el médico especialista a cargo del procedimiento, Juan Aguilera, la pareja no podía lograr un embarazo viable luego de un tiempo considerable y de varios intentos de fecundación “in vitro”.

Entonces decidieron analizar genéticamente el material de los embriones para aumentar las probabilidades de implantación en el útero materno y llegar al nacimiento de un bebé sano.

El estudio genético preimplantacional (PGS, por su sigla en inglés “prenatal genetic screening”) permite identificar anomalías genéticas, que son las responsables de la mayoría de los abortos (cerca de un 80 por ciento).

Así se transfiere el embrión libre de alteraciones al útero materno, donde este se desarrollará normalmente hasta el nacimiento.

Este procedimiento es recomendado cuando hay una edad reproductiva avanzada (37 años o más), abortos repetidos o fallos de implantación, entre otras situaciones.

En este caso, además de la edad avanzada de la mujer, los espermatozoides del varón tenían una alteración y se habían realizado entre tres y cuatro fertilizaciones “in vitro” sin resultados.

Si bien el PGS no garantiza el embarazo, aumenta mucho la probabilidad de lograrlo y disminuye el tiempo de espera. El estudio se hizo en mayo del año pasado y la beba nació unas semanas atrás.

“Es histórico y es revolucionario porque cambia un montón de situaciones de mujeres que tienen muy pocas chances de éxitos. Mientras más una mujer se acerca a los 40 años, menos chances tiene. Esto aumenta las probabilidades de embarazo y, sobre todo, de tener un niño sano”, explicó Juan Aguilera, director de un centro médico especializado en reproducción.

A pesar de que la Ley Nacional 26.862 garantiza desde 2013 el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico asistenciales de reproducción médicamente asistida, el PGS no es cubierto aún por las obras sociales.

 

 

CATEGORIAS
Compartir esto