La mayoría de los agresores no cumple las medidas de restricción

El drama de la violencia de género no retrocede. En los dos primeros meses del año se mantuvo la trágica estadística de un femicidio cada 30 horas. Y esta tarde el Indec dio a conocer su primer informe sobre la problemática con datos escalofriantes: 260.156 casos de agresiones contra mujeres por motivos de género entre el 2013 y 2017, a razón de 6 por hora.

Las medidas de prevención se multiplican. Por caso, ayer se abrió oficialmente la inscripción para el nuevo registro de aspirantes a integrar el Cuerpo de Abogados de las Víctimas de Violencia de Género, que actuarán en todo el país desde julio próximo, luego de una capacitación de tres meses con una “prueba piloto” del servicio de patrocinio jurídico gratuito en La Plata.

Mientras, los datos asustan. El más reciente informe de los servicios de atención a víctimas de violencia de género de la Defensoría General de la Nación (DGN) revela que en 2017 aumentó el incumplimiento de las medidas de protección para las mujeres víctimas de violencia. En más de la mitad de los casos del último año, los denunciados quebrantaron las medidas de restricción que se les aplicaron (prohibición de acercamiento, límite perimetral, impedimento de contacto por cualquier vía, etc.).

ADEMÁS

En la previa del 8M: cómo viven las mujeres sirias refugiadas en la Argentina

El manifiesto del 8M: cuáles son los principales reclamos de las organizaciones feministas
Además, una de cada tres mujeres denunciantes sufrió, en ese lapso, nuevos hechos de violencia de género. La mayoría de las situaciones reportadas, según el informe de la DGN, se mantuvieron durante seis años o más.

Los servicios de asesoramiento y patrocinio gratuitos a víctimas, que dependen de la Comisión sobre Temáticas de Género de la Defensoría General de la Nación (DGN), recibieron durante el año pasado 2602 consultas y otorgaron patrocinio jurídico gratuito en 860 casos en busca de obtener medidas de protección. Del relevamiento de los datos surge que durante 2017, y por cuarto año consecutivo, aumentó el incumplimiento de las medidas de protección dictadas por la Justicia en favor de las víctimas. En el último periodo el crecimiento fue del 10% con respecto al año anterior.

“Se ha podido registrar que en más de la mitad de los casos (52%) se produjo un incumplimiento de las medidas en favor de la víctima, en tanto que en el 27% de los casos se sucedieron nuevos hechos de violencia, pese a la denuncia efectuada”, señala el informe.

En consecuencia, se debió renovar la protección para 657 mujeres denunciantes o para sus hijos. Según reza el informe, estos datos “podrían sugerir la necesidad de repensar los mecanismos actuales de protección y evaluar otros modelos superadores que logren brindar respuestas más eficientes y de fondo a la situación de las mujeres que buscan medidas de protección”.

Los tiempos de la violencia

El análisis de los equipos de patrocinio legal de la Comisión sobre Temáticas de Género revela que las denunciantes arrastraban situaciones de violencia previas, incluso de larga data. Destaca el informe que “es muy infrecuente la denuncia de episodios de violencia de una única oportunidad” (11 casos, 1% del total) y que sólo el 12% de las mujeres que acudieron a la DGN denunció haber sufrido situaciones de este tipo por un período menor al año. La mayoría de las consultantes refirió maltratos de una duración de entre uno y cinco años (el 40% del total). Le siguen en cantidad las mujeres que reportaron maltratos que duraron entre seis a diez años (23%) y de diez años o más (21%).

El 40% de las mujeres que requirieron asistencia de los equipos de la Defensoría refirió sufrir distintos tipos de violencia de manera “diaria” y el 39% manifestó haber vivido violencia de manera “semanal”.

Las consultas y denuncias fueron efectuadas casi exclusivamente por mujeres mayormente jóvenes (77%, con edades entre 21 y 45 años), argentinas (66%) y madres (87%) con un promedio de 2 hijos a su cargo (93% de los casos). El informe también identifica a los hijos de las personas asistidas como víctimas de violencia de manera directa en un 58% de los casos, o porque la presenciaron, en el 86%.

El 41% de las mujeres asistidas manifestó que había interpuesto alguna denuncia por hechos de violencia con anterioridad. El 12% hizo dos o más denuncias previas.

En el 99% de los casos los denunciados fueron varones. El 90%, parejas o ex parejas de las denunciantes. Además, el 58% de las víctimas señaló que la persona denunciada tenía comportamientos violentos fuera del hogar y el 32% dijo que los denunciados tenían antecedentes violentos en el contexto de relaciones anteriores.

Fuente: La Nación

CATEGORIAS
Compartir esto