¿Cómo se vive el DIA NACIONAL DEL BOLUDO en el “reino del revés”?

¿Cómo se vive el DIA NACIONAL DEL BOLUDO en el “reino del revés”?

Hace muchos años, allá por 1965, la inigualable María Elena Walsh dio vida a ese poema hecho canción donde “…un ladrón es vigilante y otro es juez. (…) En el Reino del Revés un año dura un mes”… y así sucesivamente.
Su contenido hoy resuena en casi todo el mundo -cada día que pasa con mayor vigencia-, y en todos los públicos, aun cuando su autora la escribiera para el público infantil, quizás sabiendo como toda gran escritora, que las metáforas, las parábolas y los juegos de la imaginación son, en primer término para adultos, para los que leen las entrelíneas y captan los meta-mensajes.

Un diario español de gran tirada, que intentó analizar esos meta-mensajes aplicados a aquella realidad, sostuvo que “…El reino del revés no es más que una metáfora de la visión del mundo real…” donde encontramos “…Ministros que no saben explicarse, un FMI recomendando algo que no cuadra con sus actuaciones en las sucesivas crisis (no solo la actual) que se han venido produciendo desde los años 80, bolsas que suben con beneficios a la baja… previsiones a la baja con expectativas de subidas de tipos de interés, mercado laboral de pleno empleo compatible con un descrédito de las elites … o una programa de ayuda alimenticia que ha duplicado sus beneficiarios con la crisis, etc…” (-cualquier parecido con nuestra realidad argentina es pura coincidencia-).(1)

Cualquiera puede incorporar al listado vivencias, situaciones y hechos para enriquecer ese reino del revés en el que vivimos, y sentirse con ello un poco más BOLUDO, en el sentido que los argentinos le hemos dado, instituyendo incluso el día 27 de junio como el DIA NACIONAL DEL BOLUDO, por creativos digitales y diseñadores gráficos que tomaron el vocablo no en su acepción peyorativa, sino reivindicando las buenas acciones. “Somos una nación de boludos. Millones de ilusos que aspiramos a vivir en paz, construyendo un futuro próspero y una sociedad justa. Sin embargo, los “vivos” nos demuestran a diario que confiar en las promesas, mostrar respeto por los demás y actuar dentro de la ley es una estupidez. Algo que sólo hacen los tontos, los fracasados, los boludos” , señalaron los creadores de esa iniciativa al fundar la misma. (2)

Para enriquecer ese reino del revés, en nuestro pago chico, por ejemplo, en medio de una de las mayores crisis de la educación, si analizamos algunas cifras del último decenio, entre 2011 y 2020, aún bajo condiciones de crecimiento demográfico , tenemos casi diez mil alumnos menos en nuestras escuelas en los Niveles Primario y Secundario – sin contar el impacto de la pandemia en esa caída, que agravan las mismas- (50.825 alumnos/as de Nivel Primario en 2011 frente a 41.902 en 2020 y 43.781 alumnos/as de Nivel Secundario en 2011 frente a 41.099 en 2020), pero en materia de cargos docentes pasamos de 9.478 a 13.784 y en cuanto a horas cátedra pasamos de 7.413.131 en 2011 a 9.606.052 horas en 2020 para todo el sistema. (3)

En resumen: aún con crecimiento demográfico real, tenemos muchos menos alumnos/as con muchos más cargos docentes y horas cátedra en nuestras escuelas. Y no hace falta remitirse a alguna evaluación de esas cuyos modelos y aplicación se piensan en términos homogeneizantes creyendo que todo el país es una unidad, para darnos cuenta de la crisis en los procesos de enseñanza/aprendizaje que golpean la credibilidad misma de todo el sistema.

Tenemos en el reino del revés, una ministra que anuncia el incremento de horas áulicas para alumnos/as de Nivel Primario, para que estén más tiempo en las escuelas, antes de realizar un análisis certero sobre el impacto en el contexto familiar, sin indagar sobre las condiciones y posibilidades del sistema, ya de por sí con severos problemas de infraestructura aun cuando las escuelas no se usaron en 2020 y gran parte de 2021 y con innumerables problemas de horas libres por falta de coberturas de espacios curriculares-, sin entrar en detalle sobre las idas y vueltas adoptadas en las políticas educativas casi como juego de ensayo y error que han impactado negativamente en las mismas ( por ejemplo las idas y vuelta entre ministerios que dieron las escuelas técnicas o los institutos de formación superior, o el colmo de haberse construido una escuela albergue para alumnos/as de Nivel Secundario en una zona inhóspita, haberlo inaugurado y no haberlo usado durante una década por problemas administrativos).

En el mismo reino, y en paralelo, un ministro anuncia ante el reclamo estudiantil por tener un edificio propio, que no es necesario construir escuelas para alumnos que no existen porque ahora todo se hace desde la casa por vía virtual…

Y en ese reino del revés, ambos ministros conforman el mismo Gabinete, donde por cuerda separada otro ministerio que maneja todos los asuntos relacionados con la actividad productiva, lleva adelante las “Olimpiadas del Saber” 2022.

Hace justamente un siglo atrás -en 1922-, uno de los inspiradores del movimiento juvenil que llevó adelante la Reforma Universitaria y que recibió la distinción de “Maestro de la Juventud de América Latina” escribió uno de sus sermones laicos que fue reunido en su libro “Las Fuerzas Morales”. En él, José Ingenieros, cuando abordó la trilogía educación – escuela – maestro, al referirse a éstos últimos expresó que “…las únicas jerarquías legítimas en el magisterio son las que nacen de la capacidad; nadie puede juzgarlas mejor que los mismos maestros y, desde cierta edad, los alumnos. Toda jerarquía escolar, técnica y universitaria, debe tener en cuenta la opinión de los interesados en la función de la enseñanza; no es moral que maestros competentes trabajen subordinados a funcionarios incompetentes…” (Ingenieros, J. 1925: 98).

Hoy, si José Ingenieros estuviese entre nosotros, seguramente estaría celebrando el Día Nacional del Boludo en este reino del revés.

En fin, pasan muchas cosas raras en este reino del revés. Pero como su nombre lo revela, todo parece normal, natural y aceptable. Lo extraño sería que las cosas fuesen lógicas, justicieras, equitativas o hechas con seriedad y ética.
La pregunta, entonces, sería: ¿queremos realmente salir del reino del revés? (4)
¿O ya nos acostumbramos a la degradación y estamos “vacunados” gracias a un cachito de estoicismo, a mucha impotencia y, sobre todo, a un gran cansancio interno que nos hace sentirnos cada día un poco más boludos?

(1) cincodias.elpais.com/cincodias/2016/04/20/el_puente/1461146192_146114.html.
(2)www.filo.news/viral/Por-que-el-27-de-junio-se-celebra-el–Dia-Nacional-del-Boludo-20200627-0005.html
(3) https://argentinosporlaeducacion.org/indicadores/catamarca/
(4) perfil.com/noticias/columnistas/el-reino-del-reves-20140111-0023.phtml.

CATEGORIES
Share This